Noticias

La estrategia que utiliza Fundación Luksic para conseguir avances en educación

24 enero, 2018

Con el objetivo de lograr impactos positivos en los establecimientos y sus comunidades escolares, desde 2015, Fundación Luksic ha comenzado la implementación paulatina de una estrategia de acompañamiento basada en la Ciencia para la Mejora. Este modelo, desarrollado por el Institute for Healthcare Improvement (IHI) de Estados Unidos, tiene como finalidad evaluar los avances y aprendizajes que ocurren durante el desarrollo de proyectos. Se trata de un enfoque multidisplinario, pues considera elementos de la teoría de sistemas, la psicología, la estadística, entre otros ámbitos de conocimiento.

Para aplicar este modelo, primero se debe identificar el objetivo a mejorar para luego definir un plan para la medición de sus impactos. En paralelo, se inician ciclos de prueba a pequeña escala para generar cambios e innovaciones en períodos cortos de tiempo. Cada ciclo aporta información relevante para identificar errores y hallar soluciones más eficaces que en procesos extensos de ejecución. Posteriormente, los líderes de las iniciativas pueden escalar sus proyectos basados en las evidencias obtenidas.

El modelo para la mejora se sustenta en tres preguntas: ¿Qué estamos tratando de lograr? ¿Cómo sabremos que el cambio es una mejora? ¿Qué cambios podemos hacer que resultarán en una mejora? (ver diagrama). Dichas interrogantes dan paso a los ciclos cortos de prueba, donde se planifican, investigan y definen las acciones a seguir para obtener resultados.

La implementación de Fundación Luksic

En 2016, en el marco del proyecto “Acompañamiento a Liceos Técnico Profesionales de Antofagasta”, Fundación Luksic, en alianza con consultores de Grupo Educativo, desarrollaron iniciativas para conseguir mejoras en la comprensión de lectura de los estudiantes de 1ro Medio del Liceo Óscar Bonilla, de Antofagasta. Un año más tarde, los esfuerzos se centraron en los resultados de aprendizaje en 2do Medio. En tanto, en el Liceo La Portada de la misma comuna, el equipo de trabajo se enfocó en el progreso de la implementación de las sesiones del Programa de Afectividad, Género y Sexualidad, titulado “Decido y me cuido”.

Durante el segundo semestre de 2017, se sumó a la aplicación de este modelo la Escuela Rural Pullinque de Panguipulli, uno de los establecimientos que ejecuta el programa de fomento lector “Leyendo en Red”. El fin de este proyecto es optimizar la vinculación curricular de las bibliotecas de aula, a través del fomento de la lectura en los estudiantes.

Cabe consignar que uno de los desafíos de Fundación Luksic es ampliar la ejecución de esta estrategia de acompañamiento a otras iniciativas del Portafolio de Proyectos y del Fondo para Iniciativas Escolares. Asimismo, los miembros del equipo de la fundación también desarrollan sus propios proyectos de mejora, en búsqueda de resultados tanto a nivel interno como externo. La Ciencia para la Mejora es parte de la cultura organizacional de Fundación Luksic.

Los 5 principios del Modelo para la Mejora

1. Saber por qué se necesita mejorar.
2. Tener mecanismos formales de retroalimentación para determinar si se está mejorando o no.
3. Desarrollar un cambio efectivo que provocará una mejora.
4. Probar el cambio a pequeña escala antes de intentar su implementación.
5. Saber cuándo y cómo implementar el cambio para hacerlo permanente.

Testimonios

“(El Modelo para la Mejora) desarrolla una capacidad crítica mayor. Hay un entendimiento con respecto a lo que tienes que mejorar porque siempre está claro el objetivo. Te obliga a recoger y analizar datos, y tomar decisiones. Esto es muy difícil en educación porque los colegios no saben recopilar y registrar información. Con el modelo hay un proceso de cristalización de aprendizajes para los equipos”.

Fernanda del Pedregal
Consultora de Grupo Educativo.

“Muchas decisiones que se toman no están basadas en la evidencia. Se basan en buenas intenciones, en corazonadas y también en ideologías. ¿Qué hace la evidencia? Mueve el timón de un lado a otro, a partir de los resultados y logros de un proyecto… Este método ayuda a los equipos a darle más sistematicidad a su trabajo, colocando algo así como un barómetro para vigilar el proceso y ver lo que está funcionando”.

Alejandro Oyarce
Coordinador de Proyectos de Fundación Había Una Vez.

“Este modelo nos ha permitido recoger información para decidir un camino y realizar nuestro trabajo de forma más sistematizada. Hemos planteado hipótesis para definir y averiguar cuáles son las variables que están influyendo en problemas de nuestro liceo, como la asistencia y los bajos resultados… El acompañamiento ha sido fundamental. Nos ha permitido ordenar nuestros procesos y focalizar nuestro trabajo en la mejora a nivel pedagógico”.

Patricia Rivera
Jefa de UTP del Liceo Óscar Bonilla.

“A diferencia de otras propuestas, este modelo va paso a paso. No es una propuesta ambiciosa desde el inicio, ya que los equipos la van desarrollando con acompañamiento. Esto es beneficioso porque pueden tomar decisiones durante el proceso y no después de tener los resultados. Eso permite ir viendo avances durante el proceso que impulsan a seguir mejorando”.

Gloria Carimán
Coordinadora del Proyecto de Leyendo en Red.