Funcdación Luksic

Noticia

En Cautín y Talca, liceos se reunieron para compartir aprendizajes de sus proyectos FIE

13.01.2016

La semana pasada, en las ciudades de Villarrica y Talca, se llevaron a cabo las reuniones de cierre de aquellos liceos que desarrollaron un proyecto FIE durante 2015. Como explica José Gutiérrez, coordinador de la unidad de seguimiento y evaluación de Fundación Luksic, el objetivo de estas instancias de cierre es reunir a quienes se hayan adjudicado proyectos para compartir aprendizajes y construir redes. “Creemos que hay un valor muy grande en que los distintos liceos se encuentren, porque una buena manera de desarrollar aprendizajes es compartiendo las experiencias con otros para ir mejorando futuras postulaciones a fondos”.

Eduardo Farías, inspector del liceo agroindustrial de Cumpeo, destacó la instancia como una oportunidad para abrir nuevos horizontes e ir mejorando la ejecución de los proyectos. “Hoy pudimos evaluar nuestros proyectos y lo mejor fue darnos cuenta de todos los que estamos involucrados y que hay visiones distintas para hacer proyectos. Eso me sirve para ir creando otras expectativas de lo que es posible hacer y seguir trabajando”.

El cierre, que consistió en una serie de actividades de discusión en torno a estrategias para desarrollar una buena postulación e ir sorteando las dificultades que aparecen durante la ejecución, también fue valorado por los participantes por la oportunidad de darle continuidad a lo aprendido en el proceso.  

“La idea de hacer un cierre me parece de alto respeto por el trabajo que se hace en los liceos, de mucha consideración. Hay muchas organizaciones que una vez que se entregan los resultados de los proyectos hasta ahí llegan, pero aquí uno ve que se busca ir más allá de los resultados, que se busca instalar algo que va más allá de un proyecto”, comentó al respecto Julio Espinoza, director del liceo politécnico de Villarrica.

Asimismo, las representantes de Loncoche destacaron el valor del encuentro para recibir retroalimentación del resto de los participantes. “Esto nos genera más confianza y tranquilidad de que hemos hecho bien las cosas y que sí somos capaces de ejecutar los proyectos que nos planteamos”, señaló Suzana Orellana, directora del politécnico Andrés Bello de Loncoche.