Noticias

Opinión Mes del Libro: “Reivindicar el gusto por leer”

23 abril, 2018

Abril es el mes del libro y este 2018 celebramos una década desde el inicio de “Leyendo en Red”, programa que fomenta el gusto por la lectura y que se ha implementado en nueve escuelas de las regiones de La Araucanía y de Los Ríos. Aprovechando nuestra experiencia en el liderazgo de este proyecto, queremos compartir algunos aprendizajes que pueden resultar significativos a la hora de elaborar iniciativas y políticas relacionadas con el fomento de la lectura en la educación formal.

Actualmente, el foco principal del fomento lector a nivel escolar está puesto en las lecturas obligatorias, las cuales se centran en la decodificación y la velocidad lectora de los estudiantes. Si bien, ambos elementos componen la base para avanzar, no debemos dar por finalizada esta tarea fundamental para el desarrollo cognitivo y emocional de los estudiantes. Es clave trascender desde la alfabetización hacia la comprensión de lectura, materia en la que estamos al debe, tanto en las mediciones a nivel nacional como internacional.

Un estudio encargado por la Coordinación de Estudios de Fundación Luksic a tesistas del Instituto de Sociología de la Universidad Católica, demostró que los estudiantes de “Leyendo en Red”, obtienen mejores  resultados académicos en comparación con quienes no cuentan con este programa, independiente del nivel de involucramiento parental y comportamiento lector de sus padres. Esta tendencia se manifiesta en los resultados de la Prueba SIMCE de Lenguaje y Comunicación.

En el logro de estos avances ha sido trascendental la implementación de una biblioteca escolar calificada como eje central de los establecimientos (y no el lugar donde los estudiantes cumplen castigos disciplinarios). Para promover el gusto por la lectura hemos comprobado que deben existir colecciones bibliográficas de calidad, pero también espacios cómodos y acogedores. La lectura debe ser una experiencia emotiva y estética que fomente la participación de los estudiantes, sus familias y comunidades.

Asimismo, para posicionar a las bibliotecas en el centro del proyecto educativo, se necesitan mediadores de la lectura capacitados y comprometidos. Relevante es la selección adecuada de este perfil profesional e invertir en su especialización. De manera que creemos que sin esa mediación no habrá formación de buenos lectores. No basta con habilitar un espacio: el foco debe estar en las personas. Por eso es necesario que exista una coordinación efectiva entre los equipos a cargo de las bibliotecas y los profesores y equipos directivos; además de la articulación de los contenidos curriculares con los recursos bibliográficos disponibles en los centros lectores. Para ello, promovemos procesos de acompañamiento que se adapten a las necesidades de cada escuela y sus comunidades, vinculándolas con otras instituciones, como jardines infantiles, bibliotecas públicas y centro culturales.

Estamos convencidas de que el gusto por la lectura es una acción transformadora que impacta en la inclusión y en la calidad de la educación. El fomento lector es una oportunidad para el fortalecimiento institucional y el logro académico de los liceos y colegios; y es una herramienta efectiva para alcanzar el desarrollo personal y social de los estudiantes.

Montserrat Baranda, Directora Ejecutiva de Fundación Luksic
Carmen Paz Hernández, Encargada de Desarrollo Institucional de Fundación Había Una Vez