Amelia's: la librería calameña que se reinventó para sortear la pandemia

14 •  septiembre •  2021
  • En medio del estallido social, Patricia decidió emprender. Sabía que era un riesgo, pero estaba dispuesta a asumirlo. Hoy su librería se reinventa en plena pandemia para seguir potenciando su negocio.

En plena Avenida Grau de Calama, la ciudad del cobre, se encuentra la librería Amelia’s. Un pequeño pero acogedor local que ofrece un sinfín de productos en sus vitrinas a los vecinos de la Región de Antofagasta. 

En enero de 2020, Patricia Lima se instaló sin dudarlo. No tenía muchos conocimientos sobre cómo administrar un negocio, pero su marido, con su apoyo incondicional, la empujó a concretar su anhelo. 

“No sabía mucho sobre artículos escolares, pero sí sabía que en este sector faltaba llenar ese vacío. Alrededor había panaderías, minimarket y verdulerías, pero nada como esto. Como será, que en nuestra primera compra lo que más trajimos fueron compáses. Ahí están guardados en la bodega”, cuenta la emprendedora entre risas. 

Todo iba bien hasta que meses después después llegó la pandemia que la obligó a cerrar el local varias veces, sin embargo, en ese momento, Patricia ya era parte de los 100 ganadores de la tercera versión del programa Impulso Chileno de Fundación Luksic, que desde el 2018 apoya a emprendedores con financiamiento y acompañamiento académico para impulsar el desarrollo de sus negocios. 

“Me enteré del concurso por mi hermana. Yo me daba por pagada si resultaba dentro de los 400 semifinalistas, pero mi sorpresa fue mayor cuando supe que seguí avanzando en el proceso y finalmente fui seleccionada. Supe que iba a aprender muchísimo y así fue”, dice Patricia. 

Producto de la pandemia por el Covid-19, el programa se desarrolló de forma online en su totalidad, pero esto no fue impedimento para traspasar y adquirir nuevos conocimientos. Con las clases y la mentoría Patricia aprendió cómo manejar correctamente las finanzas del negocio, identificar los productos que debía tener en su librería y realizar balances mensuales para conocer el estado de Amelia’s.

“Sin duda el apoyo económico es importante, pero sin el acompañamiento de los profesores y mentor nada sería lo mismo. Estoy muy agradecida de ellos. Todos muy buenos profesionales y con una gran vocación para enseñar. Gracias a todo el aprendizaje durante estos meses mis ventas han aumentado”, explica Patricia. 

En Amelia’s, cuyo nombre es en recuerdo de la suegra de Patricia, los calameños, además de comprar artículos escolares, pueden imprimir, fotocopiar, sacar copias de llaves y encontrar elementos de cumpleaños, entre otros. 

Asimismo, a raíz de la pandemia y lo aprendido en clases, Patricia incorporó en sus estantes productos tecnológicos relacionados con los estudios online de los estudiantes, como distintos modelos de audífonos y micrófonos. “Mi proveedor de estos nuevos elementos es otro emprendedor de Impulso Chileno. Es lindo ver cómo se forma una red de apoyo y contacto gracias al programa”, comenta Patricia, quien sueña y trabaja a diario para abrir una sucursal en otra parte de la comuna. 

La Fundación Luksic está trabajando en el desarrollo de la cuarta versión del programa, con el objetivo de seguir apoyando a emprendedores de todas las regiones del país que necesitan de un impulso para el crecimiento de sus negocios. Todas las novedades sobre el concurso serán publicadas en los sitios web www.fundacionluksic.cl y www.impulsochileno.cl.