La gastronomía como herramienta de cambio: iniciativa “Escuelas comunitarias” capacita a 20 personas de Calle Larga

20 •  noviembre •  2021

En septiembre se dio inicio a esta iniciativa, desarrollada por la Fundación Gastronomía Social junto a Fundación Luksic, que busca apoyar a 20 emprendedores y/o personas que quieran desarrollarse en el rubro gastronómico en la Provincia de Los Andes.

En la comuna de Calle Larga, en la Región de Valparaíso, se está llevando a cabo el programa “Comida para Todos”, desarrollado por la Fundación Gastronomía Social junto a Fundación Luksic, con el apoyo de Colab UC, restaurante 5ta Cordillera, Centro Cultural Pedro Aguirre Cerda y el municipio, que busca diseñar sistemas que favorezcan la seguridad alimentaria a través de la innovación colaborativa. 

La iniciativa, que comenzó en septiembre de este año, beneficia a 20 personas del territorio, cuyos negocios están vinculados con el rubro gastronómico. Del total, 17 son mujeres y 3 hombres, y pertenecen a las comunas de Calle Larga, San Felipe, Los Andes y San Esteban. 

“Estamos muy contentos con la ejecución de este programa, que ya lleva casi dos meses, donde cada semana los alumnos nos comparten sus experiencias y avances. Estamos convencidos de que la alianza público-privada es clave para potenciar el desarrollo de los territorios, en este caso, Calle Larga. Esperamos que este sea el primer trabajo en conjunto para seguir colaborando en el futuro con la comuna de Calle Larga”, expresó Cristián Schalper, director del área de Emprendimiento de Fundación Luksic. 

Por su parte, el director de Fundación Gastronomía Social Comida para Todos, Rafael Rincón, dijo que “esta instancia es una oportunidad para todas y todos los que somos parte de ella. Porque juntos, podemos transformar realidades y crear oportunidades. Creemos firmemente en la gastronomía como herramienta de cambio social. Gracias al trabajo colaborativo con la Fundación Luksic y con el restaurante 5ª Cordillera, estamos impartiendo gratuitamente importantes capacitaciones. Estamos agradecidos por todo lo hecho y por hacer”.

El programa consta de tres pilares fundamentales: gastronomía a través de talleres de formación de cocina; permacultura con formación a la comunidad en conocimientos transversales en medio ambiente a través de huertos comunitarios; y emprendimiento e innovación con foco en el microemprendimiento. 

Clases y terreno

Cada martes se reúnen los emprendedores junto a sus profesores en el Centro Cultural Pedro Aguirre Cerda para participar de las distintas clases, que están divididas en 28 talleres, incluida la evaluación final. 

Camila Moreno, directora y coordinadora educativa de Fundación Gastronomía Social; Alejandra Vidales, asesora educativa de la misma entidad y docente de permacultura; Joaquín Salgado, encargado de emprendimiento de la fundación; y Xavier Gil, coordinador territorial, son los encargados de llevar a cabo cada módulo para que los participantes adquieran los conocimientos necesarios para potenciar o iniciar sus negocios, ligados al área gastronómica.  

“Ha sido una grata experiencia. A  través de este espacio hemos entregado nuevas oportunidades a estas personas y estamos brindando las herramientas necesarias para su futuro. Estos son los tipos de proyectos que se tienen que consolidar y seguir haciendo para que la gente crezca en sus emprendimientos”, afirma Xavier Gil, profesor culinario del programa y dueño del restaurante Quinta Cordillera. 

Los alumnos han aprovechado esta oportunidad para aprender sobre los tres pilares principales que se enmarcan en la iniciativa. Leonor Villaroel, una de los 20 integrantes del programa, cuenta que  su experiencia ha sido muy buena. “He ganado conocimientos, en todas las clases he aprendido algo nuevo y todas son distintas: son de terreno, de cocina, teóricas. Además, los profesores se entregan al 100% para enseñarnos y podamos adquirir nuevos conocimientos”, explica Leonor.

El programa tiene una duración total de tres meses, y está establecido que finalice en diciembre de este año.